Al Día

Los Ultimos Boletines

Martes, 14 de Mayo de 2019
Volver

Empleador no podrá exigir historia clínica para el trámite de incapacidades

Es normal, casi que la regla general, que cuando el empleador realiza el trámite para la transcripción y el pago de las incapacidades médicas ante la EPS, esta se niega a adelantar dicho trámite por cuanto no se allega la historia clínica del trabajador.

En estos casos en los que la EPS solicita la historia clínica, se le olvida que en virtud de lo dispuesto en la Ley 23 de 1981, la Resolución 1995 de 1995 y la Resolución 2346 de 2007, la historia clínica es un documento privado sometido a reserva. Adicionalmente, cualquier documento que tenga información sobre la salud de una persona, se considera como un dato sensible y por tanto no puede ser divulgado.

Ante esta práctica constante de las EPS, ha sido necesario el pronunciamiento del Ministerio de Salud, que sobre el particular ha señalado en varias oportunidades (concepto 201811600449451 del 19 de abril de 2018 y 201711401883231 del 25 de septiembre de 2019) que la historia clínica no es necesaria para realizar la transcripción de incapacidades.

En el más reciente Concepto sobre la materia, 201911600200711 del 20 de febrero de 2019, emitido por el Ministerio, se afirma incluso, que el empleador no puede
conocer de la historia clínica del trabajador por no ser una de las personas autorizadas por ley para conocer dicho documento, y por lo tanto, no es procedente solicitar un consentimiento al trabajador para conocer y tratar la historia clínica.

En este punto, debemos señalar que distamos de lo dispuesto por el Ministerio, ya que además de no ser un concepto vinculante, la Ley 23 de 1981, la Resolución 2346 de 2007 y la Ley 1751 de 2015, expresamente señalan que la historia clínica se podrá conocer cuando medie autorización expresa del paciente.

Así las cosas, al momento de realizar el trámite de transcripción, sugerimos que se haga referencia o se anexen los conceptos del Ministerio de Salud, y en caso que la EPS se niegue a adelantar el trámite o reconocer las incapacidades, se deberá acudir a la Superintendencia Nacional de Salud, o en su defecto, al juez ordinario laboral.

Finalmente, consideramos que la empresa podrá recibir las incapacidades que deba transcribir, aclarando que las mismas se pagaran únicamente cuando la EPS respectiva, las reconozca.