Al Día

Los Ultimos Boletines

Lunes, 04 de Marzo de 2019
Volver

Efectos tributarios de los auxilios mensuales pagados por el empleador

A través del Concepto No. 1813 del 22 de octubre de 2018, la DIAN analizó la incidencia tributaria de una remuneración que se le pagaría a un trabajador extranjero contratado en Colombia, compuesta de un salario de diez millones de pesos, de la siguiente manera:
 
  • Ocho millones se pagarían directamente al trabajador.
 
  • Dos millones se pagarían como auxilio de educación y de traslado, los cuales se girarían directamente a una entidad educativa y a la agencia de viajes, respectivamente.
  • Según el caso analizado por la DIAN, el auxilio educativo y de traslado, el empleador los tomaría como salario para efectos de seguridad social.
Aclara la entidad que estos auxilios, además de ser deducibles para el empleador en su declaración de renta siempre que cumplan los requisitos exigidos en los artículos 107 (causalidad, necesidad y proporcionalidad) y 108 (estar a paz y salvo en materia de aportes al Sistema de Protección Social) del Estatuto Tributario, constituyen rentas de trabajo en los términos del artículo 103 del mismo estatuto, situación que no cambia por el hecho de que en el momento del pago se giren los recursos a la entidad educativa o a la agencia de viajes y no al propio empleado.

Adicionalmente, señala que si bien específicamente el auxilio educativo podría ser excluido para efectos de retención en la fuente, siempre que se cumplan las condiciones del artículo 5 del Decreto 3750 de 1986 (Compilado en el artículo 1.2.4.1.28 del Decreto 1625 de 2016), esto es, que se reconozcan a la generalidad de los trabajadores, y que correspondan a programas permanentes en la empresa; lo anterior no significa que este auxilio no esté gravado en cabeza del trabajador para efectos del impuesto sobre la renta.
 
En consecuencia, los pagos laborales indirectos por educación por regla general son gravados para el trabajador para todos los efectos, salvo que sean auxilios educativos que cumplan los requisitos del artículo 5 el Decreto 3750 de 1986, caso en el cual, solamente se excluyen de la base de retención en la fuente, pero no estarán exentos de impuesto sobre la renta del empleado.